Una canaria apañada, 9

Cesar_Tort_sun_on_back

El autor en
Gran Canaria, España



La causa del odio a Occidente

El 6 de agosto de 2009 Teresa reveló sus verdaderos colores. Se le salió que le gusta la invasión mora en España para restarle fuerza a la iglesia de Roma. Que hace unas décadas las mujeres casadas no podían salir de España sin permiso del marido; que las mujeres no alcanzaban mayoría sino hasta los veintiún años y que se encontraban, a los cuarenta o cincuenta años, tan traumatizadas como las moras que les practican la extirpación del clítoris: algo patentemente falso, como se colige en una entrada de mi blog en inglés. Además, Tere dijo “¡Divide y vencerás!” (a Roma).

Era inútil discutir con ella. Era obvio que vivíamos en mundos paralelos. En Tere, su odio a la vieja España es, simplemente, una vendetta personal respecto a cómo fue tratada de niña. En mi caso, en cambio, mi preocupación por la islamización de Europa era la más elemental preservación de la propia cultura. Como es sumamente mezquino elaborar una cosmovisión a partir de una vendetta personal—¡vendetta personal entendida como lo hacen las mujeres!—, los universos paralelos César/Tere nunca se tocaron: estábamos condenados a una descomunal hostilidad mutua.

Como para agosto aún no podía huir de ella, y como ese mes continuaba acosándome con objeciones sobre mi postura política, en un de ésas le puse el ejemplo del Líbano. Le dije que Gaddafi ha dicho públicamente que los moros conquistarán Europa por los números de migrantes (como sucedió en el Líbano). Le dije que esa migración al Viejo Mundo era un Caballo de Troya. No obstante, entre moros y cristianos, Tere, que es española de familia cristiana, parece irle a los moros.

En esa noche de discusión, dado que Tere está obsesionada con Franco y la época franquista, traté de trasmitirle la idea de que al preferir más a Stalin que a Franco, los republicanos españoles optaban por un remedio mucho peor que la enfermedad cristiana. Me respondió que no era claro: que de haber ganado la España Republicana podía haber sido como Cuba. Respondí que de Cuba los disidentes no podían salir de la isla; en cambio, de la España de Franco, sí. Tere alegó que sólo podían salirse las mujeres con permiso de sus maridos, y que todas las invasiones eran iguales. Le respondí que no fue lo mismo la invasión musulmana a la India que la británica; que la invasión musulmana a la India había sido la página más sangrienta de la historia. Replicó que no era la misma época. Respondí con la invasión de Roma a Cartago y la quema de niños cartaginenses por sus mismos padres, para demostrar que uno sufre más sacrificado a Moloc por tus mismos padres que derrotado por los romanos.

Tere ya no pudo responderme y se fue a dormir. Pero el hecho que yo tuviera que seguir discutiendo en esa línea muestra, una vez más, que Tere no leyó mi libro; que es una mentirosa o que “lee” libros sin registrar su sustancia: esos argumentos ya estaban más que expuestos en El retorno de Quetzalcóatl. Tere incluso había escuchado mi argumento vídeo-hablado del niño sacrificado por los padres en mi canal de YouTube. Pero no sólo se había pasado de noche el libro cuyo impreso le di: lo único que le había dado a leer durante mi estancia en España. También ignoró los diez minutos del vídeo en que me había visto hablar.

En las mañanas yo salía a tomar un café. El café español es delicioso, y siempre pedía lo mismo, el llamado “leche y leche”: un café cortado con leche normal y con leche endulzada. La vecina con quien hablaba sobre Tere me dijo un día “¡Está apañada!” cuando comenté que a Tere le encantaba la migración (en ese entonces aún no entendía esa expresión canaria). Tere es una persona intelectualmente sofisticada. En cambio, esta otra mujer no leía: era de lo más sencilla.

La mujer sencilla resultó tener razón…

Published in: on December 30, 2014 at 7:33 pm  Leave a Comment  

The URI to TrackBack this entry is: https://cienciologia.wordpress.com/2014/12/30/una-canaria-apanada-9/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: