El último idiota: posdata

idiotic freud 
Acabo de hablar con mi hermana Corina y recibí una sorpresa. De casualidad salió el doctor Luis Cuevas a la conversación y mi hermana me dijo cosas casi idénticas a las que he planteado en la serie.

Corina comentó que la falacia de Luis estriba en que él cree que el nivel de maltrato a nuestras infancias, y las consecuentes oportunidades laborales, habían sido idénticas en las dos familias: la de Luis y la nuestra (la “falacia del paradigma”). También me dijo Corina que el doctor no podía concebir que no se vale hacer comparaciones en tanto que las circunstancias de las dos familias fueron, en realidad, muy otras (la nuestra fue mucho más abusiva que la familia de Luis). Asimismo, me dijo que si iba a las terapias era “para curarse, no para enfermarse más”, en sentido de que los irreales consejos de Luis sólo “le revolvían más el estómago” comparado con las revolturas estomacales que nuestra madre inflige en casa.

Lo que más me gustó fue la metáfora que usó Corina: perfecta alegoría para describir la terapia que Luis nos quería aplicar. Corina comentó que Luis cree que “todo se resuelve con una varita mágica”.

Cierto; y en esta posdata quisiera proponer formalmente al doctor Luis Cuevas Lara para el Premio Nobel de Economía. El caso es que Luis tiene la clave para resolver la gran crisis financiera que ha llevado a millones de hombres y mujeres al desempleo desde finales de 2008. ¡Regañemos a los desempleados de Occidente! ¡Pendejeémoslos a todos sin piedad!

Pongamos un único ejemplo. Cuando estuve en la isla de Canaria sin permiso para trabajar, los mismos españoles canarios eran lanzados a la calle no sólo porque la crisis había afectado a Las Canarias como ningún otro lugar del país; sino porque miles de sus trabajos eran constantemente destruidos por tal crisis. Incluso los trabajos muy mal pagados—como los de recoger la cosecha en el campo—estaban más que agotados.

¡Vendan magnetos, canarios pendejos (y ustedes también: pendejos migrantes latinoamericanos sin permiso de trabajo)! ¡El doctor Luis Cuevas Lara ha encontrado la fórmula harry-potteriana para que la varita resuelva sus problemas!

¿Que no creen en los magnetos? Bueno… era sólo un ejemplo. Pero el paradigma que Luis le puso a César y a su hermana Corina en consulta demuestra fehacientemente que, si el vecino de Luis pudo, ¡el resto de la humanidad puede hacerlo si tan sólo se lo propone! ¡El paro laboral no es factor en lo absoluto! ¡Premio Nóbel para quien descubrió esto…!

Hablando sin sarcasmo, estos días me contactó Jeff, un lector de Alice Miller que no conocía. Jeff no habla español y no puede leer este blog. Pero vio mis comentarios en un foro en inglés sobre la “terapia A.I.” que le gustaron y me contactó. Pues bien: Jeff también ha llegado a la conclusión de que toda terapia “denigra a sus clientes” según sus palabras. Toda sin excepción. Esta víctima de un padre incestuoso se convirtió en un lector de Miller más maduro que los otros que he conocido. Jeff incluso llegó a comparar cualquier tipo de terapia con una violación sexual.

La inesperada conversación que hoy tuve con mi hermana, así como los inesperados mails que recibí de Jeff, apostillan de maravilla lo que quise decir en esta serie sobre el último de los idiotas.

Published in: on December 29, 2014 at 5:26 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cienciologia.wordpress.com/2014/12/29/p-d/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentLeave a comment

  1. Aunque Jeff está muy equivocado en lo político (no ha querido leer lo que digo en The West’s Darkest Hour), le pegó al clavo con lo que, en uno de los foros en que escribe, dijo el 14 de enero de 2011:

    “Any counter argument which could transfer blame to an adult child is just a continuation of pedagogy. Pedagogy is your motivational ideology, social conformity… Therapy is based on selling yourself out. You confess to a non-accomplice, to give them the power to invalidate you, and knowing that this will happen, and then you pay the bill.”

    Para entender bien esta cita habría que haber leído la crítica de Alice Miller a la “pedagogía”.

    Un comentario global sobre lo ocurrido con gente como Cuevas apareció hace años en otro de mis blogs.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: