El último idiota, 12

idiotic freud 
La experiencia que he tenido con otros lectores de Alice Miller ha sido tan desalentadora que actualmente me encuentro bastante ciscado por sus traiciones a los principios más elementales de nuestra civilización. De hecho, ayer traduje al español mi demoledora reseña del último libro de Daniel Mackler: el “fan” de Miller que más ha traicionado su legado a través de la doctrina mackleriana de que no debemos reproducirnos.

A decir verdad, y siguiendo lo que dije en la segunda entrada sobre ese neoyorquino, un sueco, un holandés y un inglés, ya no deseo contacto con los lectores de Miller, incluyendo el mexicano Luis Cuevas, a menos que se arrepientan de sus pecados y entiendan que el clash de psicoclases en Occidente frente a la inmigración definirá el porvenir del trato a la infancia. Esa es una de las razones por las que, desde el año pasado, dejé de escribir sobre la infancia y me he enfocado en semejante clash, el cual puede exterminar nuestra civilización si seguimos como andamos: tema de mi blog The West’s Darkest Hour.

La obra maestra de Parrish como
símbolo de The West’s Darkest Hour

Volviendo a nuestro caso. Como había hablado tantas veces con Luis sobre temas millerianos, e incluso grabado una prueba piloto de un programa de radio que queríamos llevar al aire, “Padres tóxicos”, supuse que después de mi descalabro de 2010 en España Luis podría darme una mano para abrir algo de comunicación con mi madre. La idea no era, como he dicho, hablar del pasado sino sobre cuestiones del presente.

Las sesiones en que asistí con mi madre al consultorio de Luis iniciaron la primera semana de octubre de 2009. Íbamos los jueves y terminaron la primera semana de diciembre de ese año.

La sesión del 20 de noviembre de 2009 en la escuela fue intempestiva. Le dije a mi madre cosas muy duras, con un fuego iracundo. ¡Es una lástima que el día de la explosión volcánica no llevara mi grabadora (con la cual había registrado algunas de las previas sesiones)!

Mi propósito original de hablar de cuestiones prácticas había sido avasallado por mi madre, quien desde la primera sesión no se pudo contener en mencionar sus interminables quejas sobre el pasado remoto. Fue eso lo que provocó mi ira en tanta sesión. Siendo mi propósito original comunicar cuestiones del presente y del futuro próximo, yo tampoco pude contenerme en contestar la visión tan horriblemente psicótica que—aún después de treinta y cinco años de lo sucedido—mi madre aún sostiene sobre los acontecimientos que destruyeron a tres de sus hijos. Lo que inició como un intento de comunicar lo esencial en cuestiones prácticas terminó en una batalla de dos visiones diametralmente opuestas y absolutamente irreconciliables sobre lo ocurrido en casa.

Luis no pareció darse cuenta de ello; y yo, ingenuo como era con los “fans” de Miller y aún creyendo que Luis era un milleriano de verdad, no intenté explicárselo debido a la estipulación de que, mientras mediara él entre nosotros, no podía abordarlo a solas ni por teléfono.

Así que, después de las primeras sesiones—habrán sido unas siete u ocho en total—, Luis, quien como dije en una anterior entrada defendió a su abusiva madre cuando iba a plantearle mi visión sobre la terapia A.I., comenzó a defender sutilmente a mi madre…

Sí mis queridos lectores: esta es la triste realidad sobre los fans de Miller. Con lo escrito en esta entrada se ve muy claro adónde va a llegar esta serie sobre “el último idiota”. Las cartas están boca arriba y, como en una película hollywoodense de simple trama, el cinéfilo astuto puede ya adivinar el desenlace.

Published in: on December 29, 2014 at 5:35 pm  Leave a Comment  

The URI to TrackBack this entry is: https://cienciologia.wordpress.com/2014/12/29/12/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: