El último idiota, 11

idiotic freud

Dado que a ningún terapeuta se le ocurriría secuestrar a los padres para una terapia A.I., la inexorable inercia en la consulta ha sido, desde que Freud analizara a Dora en 1900, culpar a la víctima de todo lo que le sucede, incluyendo sus limitaciones económicas.

Entiéndaseme por favor. No abogo por una cómoda postura victimista. Si hay algo que admiro de Miller, a quien he tratado de imitarla en mi vida personal, es que desde que encontró la piedra en su zapato no dejó de trabajar para exponerla, hasta que murió. A diferencia de nosotros, mucha víctima se entrega a la disociación aún cuando un hermano les muestra el camino de la salvación. Por ejemplo, a mis hermanas y madre les regalé un par de libros de Miller, y el bestseller de Susan Forward Padres que odian sólo para enterarme que los tiraron a la basura.

(Nota de septiembre de 2017: moví unos párrafos a mi bitácora privada, titulándo la entrada "Hamlet", porque le quitaban agilidad a esta serie.)

En el caso de Luis, ni siquiera se enteró lo que yo hacía con mi tiempo libre.

Superando toda adolescencia à la Hámlet, cuando iba a verlo con mi madre me encontraba muy activo iniciando blogs que ahora han recibido más de un millón de visitas. Los temas de mis blogs están vedados a la opinión pública, y en sí constituyen una actividad legítima. Mis verdaderos amigos como el mencionado Miguel y Paulina sabían de esta actividad intelectual. El idiota, en cambio, ni siquiera se enteró de mi tremenda actividad intelectual en la red—precisamente porque, en su rol de fiscal en las sesiones con mi madre, tuvo oídos sólo hacia la parte que me incriminaba.

Esto es típico en las profesiones de salud mental. El marginado social o familiar (mis padres jamás me pagaron carrera alguna) es, automáticamente, culpable de su marginación. Vincent Van Gogh decía: “No soy culpable que mis cuadros no se vendan”. Lo mismo digo yo: no soy culpable que los donativos que me envían quienes leen mis blogs sean tan escasos.

De haber seguido el consejo del idiota, aceptar trabajos de migajas en México, ni habría resuelto mi problema económico, ni les habría dado al millón de visitantes de mis blogs la oportunidad de enterarse de un punto de vista vedado en los medios. El Sistema se habría salido con la suya.

Advertisements
Published in: on December 29, 2014 at 5:36 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://cienciologia.wordpress.com/2014/12/29/11/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentLeave a comment

  1. El comentario abajo de la cita de Salvador de Madariaga es de 2014; el resto lo escribí hace años en otro blog (aquí).


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: